“É chegada a hora de inverter o paradigma: mentes que amam e corações que pensam.” Barbara Meyer.

“Se você é neutro em situações de injustiça, você escolhe o lado opressor.” Desmond Tutu.

“Perdoar não é esquecer, isso é Amnésia. Perdoar é se lembrar sem se ferir e sem sofrer. Isso é cura. Por isso é uma decisão, não um sentimento.” Desconhecido.

“Chorar não significa se arrepender, se arrepender é mudar de Atitude.” Desconhecido.

"A educação e o ensino são as mais poderosas armas que podes usar para mudar o mundo ... se podem aprender a odiar, podem ser ensinadas a amar." (N. Mandela).

"As utopias se tornam realidades a partir do momento em que começam a luta por elas." (Maria Lúcia Karam).


“A verdadeira viagem de descobrimento consiste não em procurar novas terras, mas ver com novos olhos”
Marcel Proust


Pesquisar este blog

quarta-feira, 1 de março de 2017

Otros dos valores esenciales para un sistema de justicia juvenil restaurativa

Posted: 01 Mar 2017 12:04 AM PST
Ayer hablaba acerca de qué posibles valores, podemos tomar como eje para un programa restaurativo con jóvenes en los colegios o bien con jóvenes en conflicto con la ley ( justicia juvenil restaurativa). Con el primer de los valores que consideraba esencial, hablaba del respeto que debe guiarlos tanto si han infringido la ley como si forman parte de una comunidad en este caso la escolar. Hoy hablaré de los dos restantes ejes o valores que considero importantes, responsabilidad y empatía y por otro lado; interrelación.
La relación entre los jóvenes infractores y la comunidad, es el reconocimiento de la interrelación, la interconexión de todos y cada uno de nosotros. Es también más profunda y más que eso. Relaciones significa hacer algo por los demás. Algo para alguien más. Ese es el crecimiento y la curación, que proporciona la Justicia Restaurativa, una puerta abierta a la transformación y a nuestra forma de ver el hecho delictivo y nuestra relación con el joven infractor. La Justicia Restaurativa ayuda a las víctimas pero también a los jóvenes a empezar un camino diferente en la forma de relacionarse con el daño.
Esto es más importante de lo que pueda parecer ya que esta justicia juvenil con enfoque restaurativo debe favorecer el sentimiento del joven de pertenencia a la sociedad, al grupo y de que es apoyado por su círculo más cercano. Es esencial que el joven infractor sienta el apoyo de la comunidad si quiere cambiar, por eso en el aspecto práctico se traduce en que se va a intentar no separar la joven de su familia y su entorno más cercano, siempre que sea posible, fomentando medidas que sean educativas y encaminadas a generar en ellos precisamente estos valores de respeto, responsabilidad y empatía y fomento de la relación con los demás miembros de la sociedad.

Así el internamiento será el último recurso al que acudir, pues al hacerlo convivir en un régimen cerrado, alejado de su familia, rodeado de infractores muy probablemente más peligrosos, puede hacerle más proclive al delito, consiguiendo el efecto inverso al deseado. Y sin embargo, si el internamiento debe darse estará también inspirado en valores y principios restaurativos dirigidos a la reinserción y educación del adolescente infractor, en este proceso de internamiento es esencial una vez más la cooperación y participación de expertos y familia para lograr que el carácter excepcional del internamiento cumpla su misión de devolver cuanto antes a la sociedad un adolescente nuevo y productivo. Es importante que el menor no se sienta estigmatizado y que vea que la comunidad lo va a apoyar en esta transformación positiva. Si hablamos de interrelación dentro del ámbito escolar, estamos sin duda, refiriéndonos a que los jóvenes y niños entiendan que vivimos en comunidad y como tal todo lo que hacemos afecta a los que nos rodean, significa que al igual que en el área penal, si tienen algún conflicto van a ser educados de forma que puedan gestionarlo de manera dialogada, a través de la cooperación y respetando a los demás miembros de la comunidad. Se va a reforzar su sentimiento de integración y de aceptación de todos los compañeros aunque sean diferentes.

La responsabilidad y la empatía. Este es el compromiso de estas relaciones. Los infractores tienen unas necesidades, pero también y sobre todo la responsabilidad de hacer lo correcto, de devolver bien por el mal que hizo a través de la reparación del daño o su compensación. Tomar responsabilidad por el daño, no es sino asumir lo que se ha hecho, reconocer que se ha dañado a otra persona, y esto sin duda, es mostrar respeto a las víctimas, ya que las está diciendo: sé que te hice daño y voy a hacer lo posible para compensar este daño. En la práctica y en la justicia juvenil todo esto se mostraría en toda clase de medidas de seguridad que ayuden al joven a ver que efectivamente causó un daño y a asumir que fue su culpa pero de una forma positiva, aprendiendo que no debe volver a delinquir no por miedo al castigo sino porque ha comprendido que no quiere volver a dañar a otro ser humano. Por un lado estas medidas tratan de que el adolescente se aleje del delito, pero es que además el compromiso activo de este, en el cumplimiento de estas medidas, supone una reafirmación de que quiere acatar las normas de convivencia, que desea no volver a delinquir y para ello cumplirá con las medidas que se le van a imponer. Esto producirá una reparación simbólica del daño porque esta comunidad perdió su sentimiento de seguridad por el delito que cometió este adolescente y ahora recupera esta seguridad al saber que este menor quiere no recaer y al cumplir con estas medidas educativas está reafirmando su respeto a las normas. Además alguna de estas medidas incide en el posible origen del delito (por ejemplo adicción a ciertas sustancias) para así poder prevenir la repetición de conductas delictivas por esos posibles problemas. Por supuesto, que estas medidas implican una intervención de naturaleza educativa, terapéutica o formativa (para la mejor reducación y reinserción) Ejemplos de estas medidas pueden ser las siguientes : abandonar el trato con determinadas personas, prohibir la visita a bares, discotecas o centros de diversión, abstenerse de ingerir bebidas alcohólicas e instalarse en un lugar de residencia determinado cambiando el original.

Dentro de la escuela la empatía y responsabilidad va a ser un eje importante por un lado los niños aprenderán a ponerse en el lugar de los restantes compañeros y a valorar que los sentimientos de los demás también deben importarlos. Con la responsabilidad comprenderán que todo derecho lleva aparejado ciertas responsabilidades, y que como parte de un grupo, deben vivir de acuerdo a esto, prestando especial atención a que si creen haberse comportado mal con algún miembro de la comunidad escolar, su responsabilidad lógica es intentar hacer lo correcto. Y si su comportamiento ha sido causante de alguna lesión, ya sea psíquica o física, igual que en el área penal deben aprender a que su obligación moral es mostrar respeto por la otra persona a la que dañaron y por eso deben intentar reparar o compensar el daño.

Nenhum comentário:

Justiça Restaurativa: Marco Teórico, Experiências Brasileiras, Propostas e Direitos Humanos

...

...